Todos tenemos una historia que contar.

Esta es la nuestra....

…todo empezó en 2008. Queríamos contar las historias que realmente nos motivaban. Susana Crestelo venía de las grandes productoras de TV, como Gestmusic Endemol. Albert Fuguet empezó su carrera periodística a los 14 años y en aquel 2008 ya había ocupado cargos de responsabilidad en grandes medios de comunicación.

 

Fundamos “BAUDpro” en Barcelona. Al principio hacíamos lo que siempre se había hecho, pero de repente vivimos un duro golpe. La crisis económica estaba en su pleno apogeo y nos había dado en toda la cara. Estuvimos meses y meses sin un solo ingreso y con todos los gastos. Por el camino, uno de los socios del proyecto dejó esta aventura. Los 3 que quedábamos teníamos que sobreponernos, no podíamos rendirnos sin más.

 

Nos dimos cuenta de que se había producido un gran cambio.  Todo funcionaba de una manera muy diferente. Fueron tiempos realmente duros. Ya no nos quedaban recursos económicos. Finalmente, dimos con la solución: el Marketing de Contenidos. En 2010 empezamos a aplicar esta técnica en Barcelona.

 

Tras superar nuestra particular travesía del desierto iniciamos un ambicioso proyecto propio: “141 días”. Es una película documental que muestra, por primera vez, las relaciones humanas y las interioridades de la política contemporánea. Es uno de los proyectos independientes que hemos hecho del que nos sentimos más orgullosos.

 

En 2014 entramos en Latinoamérica. Chile fue el país que elegimos para empezar nuestra aventura de ultramar.

 

Cambiamos nuestra antigua marca de “BAUDpro” para convertirnos en “Ganxoo Media”. Fue un cambio necesario: todo era muy diferente y nosotros tampoco éramos ya los mismos. Susana Crestelo y Albert Fuguet lideraban en solitario un equipo renovado, lleno de caras nuevas.

 

Nuestra metodología gira alrededor de conectar con el público a través de las emociones, con historias reales. Aprovechamos los nuevos medios audiovisuales, la estrategia según los intereses del público y las tendencias que afectan a las masas sociales. Potenciamos el relato que marca la diferencia.